Sin hogueras en la noche de San Juan

hoguera
Las hogueras de San Juan son muy habituales en nuestras playas

Las hogueras de San Juan constituyen una tradición en Euskadi y en muchos otros lugares, ya que se trata de un rito que se remonta a tiempos lejanos. Se celebran en la noche del 23 de junio, víspera de San Juan, y en las últimas décadas ha ido evolucionando de los barrios, donde se reunían decenas de familias, con música y chocolatada, a las grandes concentraciones juveniles en los arenales de nuestro Kantauri. Este año 2020 no se celebrarán, como norma general, y comenzaremos el verano sin este legendario aviso previo. Aunque ya el Covid-19 nos ha dejado sin primavera.

En Bilbao y Gasteiz se han suspendido las hogueras. En Donostia solo se permitirá la conocida como “Donostia festak” probablemente en la plaza de la Constitución. La hoguera de la playa de Arrigunaga (Getxo) queda suspendida, fiesta a la que acuden otros años miles de jóvenes. La famosa hoguera de Tolosa se celebra, si bien las fiestas han sido suspendidas. Otras localidades que han anunciado la suspensión de este acto son Amorebieta, Eibar y Hernani.

Todos los años, el 24 de junio se celebra en San Juan de Gaztelugatxe (Bermeo) una misa en su ermita. Este año ha sido suspendida.

HISTORIA DE LAS HOGUERAS DE SAN JUAN

Según los historiadores, la celebración del solsticio de verano es tan antigua como la misma humanidad; fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano para simbolizar el poder del sol.

Los ritos asociados a esta noche en la mitología del País Vasco se han trasmitido durante siglos de generación en generación. A través del tiempo, se ha mantenido la costumbre de encender hogueras esa noche, hogueras que representan al sol, hogueras purificadoras que hay que saltar como mínimo tres veces para tener un buen año, hogueras en torno a las cuales bailar en esta noche mágica. Asimismo, forma parte de la tradición echar a la hoguera los objetos que representan aquello que querríamos cambiar; un paquete de tabaco, si lo que queremos es dejar de fumar; los libros de texto, si se ha aprobado el curso y se deja atrás; o la foto de esa persona que queremos olvidar… También podemos anotar en un papelito aquello que no nos gusta y echarlo a la hoguera.

Otro de los ritos asociados a este día es recoger un ramo de plantas y flores frescas antes de encender la hoguera, y ponerlo colgado en la casa hasta el siguiente año.

De esta forma alejamos las enfermedades, protegemos la casa de brujas y malos espíritus, y aseguramos la salud de sus habitantes. Una vez pasado el año, el ramo se arroja a la hoguera de San Juan mientras se entona esta canción:

El ramo se compone tradicionalmente de flores propias de la época, como margaritas silvestres, hierba de San Juan, dedalera, hinojo, botón de oro, milenrama….

EL COVID-19 QUE AGUÓ LAS HOGUERAS

Es muy triste suspender las fiestas, y más cuando son tan entrañables y nos traen recuerdos de niñez o juventud, y un montón de anécdotas. Una noche mágica alrededor del fuego, con propuestas, con deseos… Un virus ha desmantelado un culto al sol, un homenaje al final del trabajo, de los estudios. Pero la vida continua, y dejamos pospuesta esta tradición para el próximo año, inicio de década, a la que desde aquí deseamos un buen  inicio  y un mejor devenir.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s